Cristian Pérez: “Decir que Córdoba y una región centro está toda pintada de amarillo, sería un análisis demasiado simplista"

El periodista, especialista en Comunicación Política y Analista en políticas públicas; nos brinda su lectura de los primeros días post elecciones para seguir entendiendo los cómo y por qué de los resultados.
IMG_0143-1

Cuatro días ya pasaron de la elección que definió la victoria del Frente de Todos sobre el oficialismo nacional, cumpliendo con la promesa del “vamos a volver” entonada durante estos últimos años como un deseo y finalmente un presagio de lo que sucedió.

Si bien la diferencia de las generales luego de las PASO parece poco, los 8 puntos (al menos hasta tener los números del escrutinio definitivo) que aventajaron a la fórmula Fernández-Fernández sobre Macri-Pichetto fueron suficientes para que se defina en primera vuelta.

Se han hecho lecturas de las más variadas en esta primera semana hábil post elecciones, sin embargo consideramos necesario poder dialogar con Cristian Pérez, periodista, especialista en Comunicación Política y Analista en políticas públicas; para seguir entendiendo los cómo y por qué de los resultados. “Hay que sacar de la perspectiva de que Córdoba y una región centro está toda pintada de amarillo” comienza su análisis Pérez, considerando que hacerlo “sería análisis demasiado simplista”.

Consumada la victoria parece lejana, pero para nada olvidable, aquella mañana de sábado del mes de mayo donde Cristina Fernández anunciaba la fórmula que terminaría imponiéndose en primera vuelta. A la flamante vicepresidenta electa, el periodista la define como “la gran ganadora de estas elecciones” a la estrategia utilizada, ya que “con ella (CFK) no se conseguía la totalidad de los votos, sin ella tampoco”.

Si se habla de ganadores, es porque alguien salió derrotado. En esta oportunidad Juntos por el cambio, el oficialismo, terminó mejor parado numéricamente hablando; no tan así por el contexto político.

Pérez nos deja tres fotos como reflejo de esta primera semana. La primera es la del desayuno entre Macri y Fernández que dio pie a la transición que comenzó el día siguiente a la elección: “Ninguna es ordenada, pero las formas importan para empezar a saldar grietas”, destacó resaltando la que en 2015 se caracterizó por ser todo lo contrario.

Laura Herrera de Noble es quién se lleva la segunda foto. Para quienes les resulta ajeno este nombre, es nuera de Ernestina Herrera de Noble, una de las principales propietarias del Grupo Clarín. Laura quién además es amiga de Juan Cabandié, se sacó una foto con Alberto Fernández el día de las elecciones “esto marca nuevos tiempos y nuevos acercamientos, van marcando puentes”, celebra Pérez.

Y por último, la más literal de todas es la foto de Alberto Fernández con Brian Gallo, el joven que fue autoridad de mesa el pasado 27 de octubre estigmatizado por su apariencia a través de las redes sociales. “Marca la diferencia entre la doctrina de la gorra contra la doctrina Chocobar”, trazando las claras diferencias entre el gobierno saliente y el entrante. “Allí hay esperanzas, no hay venganzas”, con un poder simbólico sumamente importante “en la construcción política del otro”.

Más allá de estos puntos que Cristian Pérez consideró importante el diálogo derivó en Córdoba, quién obviamente no está ajena de las lecturas, sobre todo el rol de Schiaretti. “La postura estuvo lejos de ser neutral. Fue así para los medios y en lo discursivo pero no en sus acciones”, coincidiendo en quienes destacan que fue funcional a una de las partes. El portazo de Carlos Caserio, la ruptura de la fiscalización compartida del peronismo, el envío de boletas por correo; son algunas de las acciones que demuestran su falsa neutralidad. “Me parece que en este juego egoísta e histórico, Schiaretti tuvo la percepción que la alta imagen que tiene Macri en Córdoba le iba a jugar a favor de su propio proyecto personal”.  Destacó a quienes en un principio rápidamente se definieron y sumaron al Frente de todos, como grandes ganadores, entre ellos Natalia de la Sota, Caserio, Gil, Presas o Rufeil, pero quienes en algún futuro recibirán las facturas correspondientes por parte del actual gobierno provincial.

Y como cierre, una reflexión sobre esta idea de “Argentina del Centro o Central”, que pretende independizar aquellas provincias en las que Juntos por el Cambio obtuvo un respaldo y acompañamiento (San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y CABA). A esto lo relacionó con un viejo proyecto de unos 30 años que pretendía “rearmar y repensar los espacios de coparticipación y federalismo para regionalizar determinados sectores”. ¿Para preocuparse? Ni para darle demasiada trascendencia, ni para considerarlo una locura.

Escuchá el audio completo:



Boletín de noticias