Comunidad indígena denuncia agresiones, hostigamiento y violaciones a mujeres

Sierras Chicas Por Karina Lombardi
Se trata de una familia de la comunidad Pluma Blanca que vive en tierras ancestrales en Candonga. Encontraron explosivos en su vivienda.

La familia López, quienes habitan tierras heredadas por sus ancestros, sufren violencia de distintas índoles por parte de “poderosos” que buscan, según dieron a conocer, expropiarle sus tierras mediando de por medio con agresiones.

Pablo Reyna, miembro de la comunidad comechingón de Timoteo Reyna ubicada en Villa Cerro Azúl, dialogó en Anexados y explicó la situación por la que atraviesa la familia.

“Hace unos ocho años en adelante viene una escalada de violencia cada vez más fuerte”, explicó y agregó: “hay una fuerte presión sobre el territorio para quedarselas”. Si bien indicó que las personas están identificadas, no pudo revelar los nombres debido a la causa abierta.

Durante el 2020, trascendió amenazas bajo armas de fuego, donde además “les han matado animales, cortaron alambres, violencia de género, verbal, ocupación de viviendas por parte de personas que son ajenas a la comunidad”, detalló Reyna. 

Pluma-blanca-amenazas

Sin embargo, hace pocos días “han recibido amenazas que ponen en riesgo la vida de la familia”. Cuando no estaban los habitantes, “les metieron botellas con nafta y, hace algunos días unos proyectiles que se utilizan en la explotación de la cantera que tuvo que desactivar la Brigada de la provincia de Córdoba”, dijo el miembro de la comunidad Timoteo Reyna.

Son al menos 40 comunidades indígenas que habitan suelos ancestrales en la provincia de Córdoba y en Sierras Chicas, existen otras que viven conflictos territoriales, como en Salsipuedes la familia Espíndola y Torres.

Pablo Reyna, detalló lo que vive Carlos López y su familia, habló de un Estado que “desconoce los derechos indígenas” y, además, sobre la realidad de las comunidades.

Escuchá la nota: Entrevista a Pablo Reyna

Te puede interesar