EXITOSO FIN DE SEMANA EN EL FESTIVAL DEL HUMOR Y EL CHORIPÁN EN CÓRDOBA

Festivales 06 de marzo Por
La cuarta edición del Mundial del Choripán estuvo recargada, porque este año la fiesta callejera duró dos días y porque la Municipalidad de Córdoba ha dispuesto un escenario con una nutrida agenda de espectáculos de música y humor local.
153327w640
Cada año Córdoba celebra el mundial del choripán donde se puede encontrar mucho humor, vino y una de las mejores comidas típicas argentinas.

Con entrada libre y gratuita, fue la oportunidad de disfrutar de la gastronomía y el humor local en su máxima expresión. Hubo más de 50 puestos de choripanes dispuestos sobre la calle con variadas propuestas distribuidas en tres sectores: 30 choripanes clásicos en sus carros, 10 restaurantes ofreciendo choripanes gourmet y 10 puestos de ’Choripán Mundial’, con representantes de otras ciudades cordobesas (Catamarca, Deán Funes, Villa Giardino, Villa General Belgrano) y del mundo (de Polonia, Croacia, Méjico y países árabes). 

La comunidad cubana de Córdoba llevó entre sus opciones el ’choripán sabor a Cuba’ compuesto por chorizo de cerdo, piña asada, queso gruyere, tomate, mix verdes, salsa de mostaza, cebollas caramelizadas y miel. Además, en ese sector se pudo degustar el ’Choripastor’ o choripán mejicano, con carne de cerdo, tocino, achiote, páprika, chile guajillos, chile pasilla y jugo de naranja.

En el escenario actuaron el Flaco Pailos, Los Caligaris, Adrián Gómez, La Bicho, Camilo y Nardo, Ale Orlando, Matías Barzola y Nenes Bian.

Chori Gourmet

Entre los puestos de “chori gourmet”, convocados por la Secretaría de Cultura Municipal, en la grilla se anunciaba por ejemplo al restaurante Don Rogelio, ya un clásico de este festival, que presentó un ’chori’ con rúcula, parmesano, tomates asados y cebollas caramelizadas.

El Café de la Plaza anuncio un “Chori fernet” con pan artesanal, chorizo puro de cerdo, parmesano, y una salsa de tomate con albahaca, especias y fernet con coca. “Los chorizos van cocidos a la parrilla y terminados en la salsa en un disco a las brasas. Se sirven en el pan artesanal y se termina con queso parmesano. Es un producto íntegramente cordobés para un gran festival como este’, dice Luciano Re, el chef de la casona de Alta Córdoba.

La Rambla ofrecía un chori de cerdo con pesto rojo de rúcula, queso cheddar y crujiente de papa. Águila y Sol, el restó mejicano del Centro de la ciudad, un chorizo de cerdo que irá adobado con chile pasilla, acompañado de guacamole, frijoles refritos, cebollitas moradas en escabeche y lechuga fresca. ’Con opción de agregarle salsa picante de chile jalapeño”, comenta Ignacio Leal, el chef responsable del puesto.

Por su parte, el chef Marcelo Taverna, del restó Juan Griego, anunciaba para su carpa tres tipos de choripán. Un chori capresse (tomates secos, albahaca, queso reggianito, rúcula y aceite de oliva), un chori alemán (chucrut casero perfumado con miel, mostaza de Dijon, laurel y crocante de panceta ahumada) y un chori Cesar Salad (mezclum de hojas verdes, concassé de tomates, parmesano y dressing de anchoas y ajo).

The Breacan y su chef Mark Neil llevaron su famoso “Choriroll”, carne de chorizo mezclada con especias, semillas, cebolla caramelizada, mostaza antigua, tomates secos y queso, todo envuelto en masa de hojaldre. Late, el restó de barrio Güemes, fue con un “Chori trotamundos”, con tomates asados, cebolla caramelizada y salsa huancaína, salsa de curry verde o salsa de tzatziki (salsa de yogurt griega), con cilantro y cebolla de verdeo.

Además, había Chori vegano, que lleva garbanzos, ensalada de tomates, cebolla de verdeo y perejil, pickles de pepino y salsa de Tahini (pasta de sésamo).

También se presentó el “Chori árabe”, con carne de kebbab (ternera, cebolla y perejil condimentado con especias árabes) en pan de chori con salsas y verduras frescas a elección. Por último, el puesto de choris del Registro civil (RC) llevo su chori para celíacos.