CIERRE DE LUJO EN EL COSQUÍN ROCK 2017 CON ESTRELLAS NACIONALES QUE BRILLARON TODA LA JORNADA

Festivales 28/02/2017 Por
Ante más de 25 mil personas, La Beriso cerró la 17ª edición del Cosquín Rock. En la última jornada, la atención se centró en dos escenarios el principal y el temático donde se celebró el nacimiento del Rock Argentino.

El Tributo a los 50 años del Rock y La Beriso cerraron la 17ª edición del Festival Cosquín Rock ante 25 mil espectadores que se reunieron en el enorme predio del Aeródromo de la localidad cordobesa de Santa María de Punilla.

En la última jornada, que finalizó este martes a la madrugada, la atención se centró en dos escenarios el principal y el temático donde se celebró el nacimiento del Rock Argentino.

En el mencionado espacio temático comenzó por la tarde con Golosinas Peligrosas, prosiguió con un protagonista central de las primeras decadas del rock local como el ex Ex Manal Alejandro Medina quién bajo una incesante lluvia comenzó su concierto.

En diálogo con Télam, el artista declaró que "sentía muy bien y muy contento por este festival, por este tributo que gracias a nosotros los pioneros, existe".

mientras Medina descargaba sus emociones con el periodismo, subió al escenario otro Manal, el baterista Javier Martinez que interpreto varios de sus clásicos como "Jugo de Tomate Frío", "Avenida Rivadavia" , "No pibe" y "Una casa con 10 pinos", entre otros .

El escenario quedo a disposición del ex miembro de Vox Dei, Ricardo Soule quién contó a Télam "estar muy feliz por estar rodeado de compañeros de otras épocas y jóvenes que están sumándose a este momento tan histórico y tan importante para nuestra cultura argentina".

Comienza un entusiasmo que se va a extender en toda la jornada. Celeste Carballo precisa, fina, contundente, parece sorprendida por la respuesta de los presentes y en el segundo tema comienza un juego de ida y vuelta con el público que responde sin dudar. La sigue Willy Quiroga que parece no cargar con los 74 años que acusa, cantando y sosteniendo un clima de festividad absoluta. "Loco hacela callar", y antes, "A nadie le interesa si quedas atrás (Total que)" aseguran a los visitantes que observaban a Rolo de La Berisso –banda que cerró el festival- pasearse por todos lados: de la carpa de Pericos a la de Juanse.

Y en la casita del Blues, Jimmy Rip –ex músico de Mick Jagger- te golpeaba el alma. Bien pegado, Zeta Bosio y Fernando Montemurro presentaban Shoot the Radio, una propuesta fresca y novedosa para la escena argentina. Zeta en su camarín, relajado y sorprendido por el festival nos cuenta que no hay una renovación absoluta del rock nacional, y celebra que Cosquín se abra a otros conceptos. "No es fácil hacer un festival así; fui a muchos en Europa, y este es el más parecido a esos conceptos. Cada vez más, por la producción, que la rema y sostiene esto hace 17 años". En el mismo espacio unas horas antes Anticasper, una banda que creció sin la existencia Soda Stereo en el aire, mueve el techo de chapa del ex hangar devenido en el foco efervescente de las bandas incipientes de la escena nacional. Hermoso show.

Los Violadores arrancan quince minutos antes de lo previsto. No anda el micrófono de Piltrafa, Stuka se escucha despacio, Gramática demuele la batería y el Polaco camina el escenario golpeando el bajo que no encuentra le sentido entre tanto caos. Pero todo se va a acomodar. Cuando "nada ni nadie" suena Stuka deja de llenar solo todos los espacios, Pil camina por la pasarela y enfrenta la inmensidad de las sierras. En "Violadores de la ley" todo está en su lugar. Demoledor, "Mercado Indio" es tremendo y "Represión" despierta el primer revoleo de tierra del escenario mayor

No faltaba mucho para el concierto de Fito Páez, y como se esperaba, desborda de gente. Y Fito se expresa contundente: la primera trilogía es "El chico de la tapa", "A las piedras de Belén" y "Gente sin swing". Páez no está de paso por las montañas. El show conmueve, cala hondo, penetra, emociona, caen lágrimas... Rodolfo es parte del todo, pero también es suma de las partes. De todas aquellas que nombra en sus canciones (Nebbia, García, Spinetta) y que supo leer, reinterpretar, y brillar en emociones. La gente lo quiere, y él ama las canciones. No sé si pudo haber sido más lindo. No creo que quede atrapado aquí. Fito no vuelve enloquecido buscando su querer, arriesga siempre un escenario más, aún rompiendo prejuicios cantando con invitados como Rolo de la Berisso, que junto a Juanse hacen "Cowboy" de los Ratones Paranoicos. Generoso Páez con el mundo Cosquín. Hermoso, conmovedor. "Somos los hombres más felices del mundo" escuchó que dice una persona a mi lado y comienza a tocar "Ciudad de pobres corazones".

Fito celebró los 50 años del Rock mencionando a grandes pioneros como Luis Alberto Spinetta, Litto Nebbia, Moris, Vox Dei, Manal, el Indio Solari y dedicado a todos los buenos músicos que buscan la libertad. Prosiguió en la tanda de notables , Pedro Aznar recibido fervorosamente por el público donde interpretó temas conocidos como "Sol de San Francisco", " Como un León", "Rencor", "Panteras de Polvo"," Quebrado" etc, etc.

Luego subió al escenario el magistral guitarrista, el ex Seru Girán y Pescado Rabioso, David Lebón, que repaso sus influencias blueseras, canciones de sus primeros discos solistas y de su más reciente disco.

Por el lado del escenario principal, se destacaron las actuaciones de Palo Pandolfo y del baterista británico Carl Palmer integrante de la banda de rock progresivo, Emerson, Lake and Palmer que alcanzó una gran popularidad en la década del 70 vendiendo más de 35 millones de discos y realizando multitudinarios conciertos.

Palmer repasó los clásicos temas de aquella época, homenajeando a los fallecidos Keith Emerson y Greg Lake, dando una clase magistral de como tocar magistralmente la batería y que recibiera el reconocimiento del público que lo aplaudía a rabiar.

Uno de los temas que sonaron fue "Knife edge", tema del primer disco, publicado en 1970 y luego le siguieron otros temas de esa histórica producción como "Welcome back my friends", "The barbarian" y "América". Después interpretó "Fanfare for the common man" con un solo implacable de batería.

Por la noche, también ofrecieron sus conciertos que recibieron el beneplácito de la gente, las bandas punk, Los Violadores (una de las primeras del género en el país) y Ataque 77 que tuvo una buena actuación con sus canciones de fuerte contenido social.

Las Pelotas la agrupación liderada por Germán Dafuncchio ofreció un excelente show para sus fans, interpretando clásicos intercalados con temas de su último disco. En el concierto invitaron al líder de Los Pericos, Juanchi Baileirón para cantar una espectacular versión de "El Ojo blindado", cover de Sumo.

Finalmente el cierre estuvo a cargo de La Beriso que encabeza Rolo Sartorio, cuyo concierto duro más de dos horas, en el que hizo un recorrido por toda su discografía y en el que sus admiradores ratificaron que el apoyo a la banda es incondicional.

Sartorio dijo que "los sentimientos fueron muchos en este evento, porque me fui al escenario donde tocaron íconos del rock nacional y creo que es la primera vez que arman un escenario para los artistas que armaron el camino que nosotros podemos transitar".

Comento que se sintió orgulloso de que Fito Páez lo invitará a su show y aclaro que "esto es lo que hay que lograr, que la gente nos vea a todos los rockeros unidos". También el líder de la Beriso fue invitado para cantar con Los Pericos que celebraban sus 30 años.

"Siento una gratificación de que La Beriso cierre la edición del Cosquín Rock, lo disfrutamos y que la gente la pase muy bien, el día estuvo maravilloso", precisó.

Ají Cosquín: desde tatuajes y peluquería, hasta parrilla gourmet, sándwiches de vegetales y arroz yamaní. Todo lo que buscabas en materia gastronómica se encontraba en Ají, el espacio estrenado en Cosquín Rock donde la elección para comer y beber tenía opciones variadas.

Circo Beat: un acierto importante fue las dos carpas de circo con propuestas artísticas variadas nucleadas con dos números centrales que se repitieron todos los días –variando las listas de temas- y permitieron que ver a Los Pericos y Juanse no sea una exclusiva elección limitada por días y horarios.

Random: no hubo un lugar ni un día en el cual alguna de las bandas que tocaban hagan algo referido a Charly. En el escenario Carlos Tortola, Tamadre el primer día interpretó Los Dinosaurios. Los Pericos el segundo día jugaron con Yendo de la cama al Living; Fito siempre citándolo, en el espacio temático donde también tuvo lugar el homenaje al Negro García López con los chilenos Toño y Kiuge, Lebón y Aznar con canciones de Serú y etc etc etc.