1500 PESOS PARA UN TRANSPORTE ESCOLAR

Economía 21/02/2017
Los dueños de las combis acordaron aplicar una suba de un 20 por ciento más respecto de diciembre último, aunque la tarifa no está regulada, por lo que podrá variedad.

Mandar este años los chicos al colegio en transporte escolar costará un 30 por ciento más caro respecto de lo que abonaron los papás en marzo pasado, y un 20 más en relación con diciembre último. La decisión fue tomada por los más de 150 dueños de combis que forman parte de la Unión de Transportistas Escolares, los que también acordaron que para el segundo semestre del año se analizará una segunda actualización tarifaria y desdoblada para evitar un fuerte impacto en los transportados.

Si bien el costo de estos viajes no están regulados, como los boletos del transporte urbano o las tarifas de taxis y remises, los transportistas afinaron algunos número de referencia, los que dependerán de cada propietario y de la zona en la que se trabaje.

Alejandro Cela, de la Unión de Transportistas Escolares, explicó que el aumento obedece a los costos que afrontaron en combustibles, más repuestos y tasas municipales. "Las tarifas van cambiando ya sean los tipos de viajes, por ejemplo, de Argüello al Centro; o de San Vicente al Centro, depende de las zonas y el transportista, pero hemos puesto un estimado del 20 por ciento", precisó.

También comentó que ya desde el año pasado advirtieron que esta actividad sufre el impacto de la crisis, como en otras actividades del rubro, por lo que observaron que surgen alternativas entre los papás para trasladar a sus hijos y así evitar sumar el gasto del colectivo escolar.

"Muchos pagan sólo la ida y después sus hijos se vuelven con el Boleto Educativo Gratuito o acuerdan con otros papás, se agrupan y entonces así sólo tienen un traslado por día", explicó Cela, al comentar que que hay cambios en los hábitos de transporte de los escolares.

Estos viajes de sólo un trayecto por día tendrán al mes un costo estimado de 700 u 800 pesos.

Ilegales. Los remises ilegales también se convirtieron en un transporte paralelo, en el que varios niños son trasladados a menor precio, pero sin la autorización municipal. Por esta razón, los transportistas advirtieron que los papás que contraten estos servicios deben solicitar al dueño de la combi la resolución habilitante por la Municipalidad, además de condiciones que hacen al traslado sobre las características del vehículo, como años de antigüedad en el sistema, una franja naranja que identifique este transporte, entre otros requisitos.

Incluso algunos colegios que tienen dársenas de estacionamiento exclusivas para estas combis también comenzaron a solicitar a los dueños de estos coches los papeles habilitantes por el municipio.

Te puede interesar