MANOS SOLIDARIAS CON BRIANNA

Locales 20/02/2017 Por
Cientos de cordobeses llamaron a la familia de la niña para ayudarlos. Uno le donó una silla de ruedas que servirá temporalmente hasta conseguir otra igual a la que robaron.
20170220202702_27541943_0_body-710x532-c-default
La fundación "Un tatuaje por una sonrisa" le donó una silla y un nebulizador a Brianna, que volvió a sonreír.

Más de 300 llamados recibió en medio día Carlos Contreras, el papá de Brianna, la nena que por una mala praxis quedó postrada y a quien le robaron una silla de ruedas especial para su rehabilitación.

"Nunca nos había pasado algo así. Nunca".

Carlos Contreras, el papá de Brianna, dice esa frase y se frota los ojos. Es que no duerme desde las 5 de la mañana, cuando su celular empezó a recibir cientos de llamados de cordobeses que se ofrecían a devolver con creces lo que los delincuentes les habían quitado el fin de semana: una garrafa, algún electrodoméstico, palabras de aliento e incluso plata.

Pero Carlos no quiere dinero, y lo deja claro: "Por favor aclará que estamos muy agradecidos con la gente, pero no queremos plata. Necesitamos cosas para la rehabilitación de Brianna, eso sí. Por ejemplo, una férula flexible. Eso nos ayudaría mucho".

En la media hora que duró la entrevista, el celular de Carlos sonó nueve veces y él se encargó de rechazar, amablemente, los ofrecimientos de plata. "Lo más importante es la sillita especial para Brianna y su nebulizador de oxígeno", insiste.

Entre esos llamadas estuvo el de Juan Pablo Rodríguez, de la fundación “Un tatuaje por una sonrisa”, quien fue el intermediario entre un donante y Brianna, quien ya pudo volver a sentarse.

"Le acabo de dar la hermosa noticia a la mamá de Brianna de que gracias a Dios tengo una silla postural justo para la edad de su hijita. Mañana se la llevo a su casa", posteó Rodríguez en su Facebook.

"Necesitamos de la solidaridad de todos ustedes, porque necesitamos urgente un nebulizador/aspirador (donado o a préstamo), es indispensable para la vida de Brianna", agregó.

Eso fue ayer. Este mediodía, Rodríguez llevó a la casa de Brianna la silla postural y el nebulizador, y se ganó un abrazo y beso de la niña. "Estamos muy agradecidos con vos, Juan, y con la gente. Ahora podremos ir a todos lados con Brianna", dice su papá en el video que posteó Rodríguez.

"También conseguimos el nebulizador, nuevo, que era lo más importante", muestra Rodríguez. "Lo más importante era esto. Lo demás que nos robaron no importa, estamos felices con esto", agrega Carlos.

"Estoy feliz ahora. Estaba muy amargada, porque usaron la silla de Brianna como burro de carga para llevar las cosas que nos robaron", dice a su vez la mamá, Anabela.

Para este martes está previsto que el ministro de Desarrollo Social, Sergio Tocalli, reciba a la familia Contreras para resolver la asistencia.

Por una mala praxis en la anestesia, Brianna estuvo en estado vegetativo, pero despertó tres años después y comenzó a rehabilitarse.

Carlos, el papá, reiteró que quiere dinero. “Necesitamos cosas puntuales para la rehabilitación”, dijo el hombre. Para contactarse con él, escribir al Facebook Justicia por Brianna.

Los maestros también hicieron lo suyo: Brianna fue aceptada en el jardín María Elena Walsh, de Héroes de Malvinas, y salió primera escolta.

Para colaborar. Carlos pide que si alguien tiene información sobre dónde puede estar la silla de ruedas robada, se lo escriba por privado al Facebook "Justicia por Brianna".