ESTADOS UNIDOS: PELIGRO DE DESBORDAMIENTO DE DIQUE EN CALIFORNIA

Política 14 de febrero Por
Casi 200 mil evacuados en California por el riesgo de desborde de una represa.
Las autoridades de Estados Unidos ordenaron ayer la evacuación de casi 200.000 personas en el norte de California, por el peligro de desbordamiento de la presa de Oroville, la más alta del país y situada a unos 250 kilómetros de San Francisco.
Las intensas lluvias de los últimos días, sumada a la nieve que ha venido cayendo en la zona, provocaron daños importantes en uno de los aliviaderos del dique, por lo que estiman que hay un "potencial" peligro de derrumbe.
El gobernador de California, Jerry Brown, declaró ayer el estado de emergencia por el peligro de inundación en tres condados del norte del estado: Butte, Sutter y Yuba. "He estado en estrecho contacto con el personal de emergencia que maneja la situación en Oroville durante el fin de semana y está claro que las circunstancias son complejas y cambian rápidamente", indicó Brown en un comunicado.
El diario The Washington Post informó que la causa del alerta fue el descubrimiento de un hoyo en el desagüe de la presa. "Una vez que tenemos un daño en una estructura como esta, es catastrófico", declaró la noche del domingo Bill Croyle, el director interino del Departamento de Recursos Hídricos del estado. Mientras tanto, la oficina del sheriff del condado de Butte remarcó la orden de evacuación: "No es un simulacro", publicaron en las redes sociales.
Los evacuados colapsaron las autopistas y gasolineras e hicieron reservas de último momento en hoteles. En su primer alerta, el Departamento de Recursos Hídricos incluso señaló a las 16.45 de ayer (hora local) que el aliviadero podría colapsar "en la próxima hora". Debido a ello, el departamento desvió más cantidad de agua por el vertedero principal del embalse en un esfuerzo por "evitar una mayor erosión en la parte superior del aliviadero auxiliar".
Unos 100 agentes de patrulla de carretera de California han sido enviados a la zona afectada y 1.200 miembros de la Guardia Nacional han sido convocados para que estén listos para su movilización si es necesario. Los Angeles Times informó que el riesgo de inundación ha disminuido ligeramente, pero todavía no queda claro cuándo los evacuados podrán regresar a sus hogares.