EN LO QUE VA DEL AÑO, YA HUBO 67 PICADURAS DE ALACRANES

Locales 06/02/2017
Aseguran que Córdoba es la segunda jurisdicción del país con más casos reportados.

En lo que va del presente año ya se registraron en nuestra provincia 67 picaduras de alacranes, lo que supone un promedio de 1,86 casos diarios, según se desprende de los registros del Servicio de Toxicología del Hospital de Niños de nuestra ciudad. También se reportaron dos fallecimientos durante 2016. En este sentido, Nilda Gait, a cargo del Departamento de Salud Ambiental del Ministerio de Salud provincial, confirmó ayer que Córdoba es una de las jurisdicciones con más casos reportados. “Hay que tener mucho cuidado porque el calor y la humedad hacen proliferar los alacranes. Hay que revisar las zapatillas antes de usarlas y las mochilas, porque pueden transportar los escorpiones”, indicó la también jefa de Toxicología del Hospital de Niños.

Córdoba es la segunda provincia con más casos confirmados el año pasado, después de Tucumán, tal como se desprende del último reporte de intoxicados del Boletín Integrado de Vigilancia. Desde el gobierno de Córdoba recordaron que los alacranes están activos todo el año, pero en las épocas de calor hay que extremar las precauciones para evitar picaduras.

En nuestra provincia, las dos especies que se encuentran con más frecuencia son el bothriurus bonariensis y el tityus trivittatus. Éste último se diferencia por su cola con doble punta y por un color amarillo o marrón claro y tiene un veneno más peligroso, porque puede provocar afectación neurológica e incluso llegar a ocasionar la muerte en niños o ancianos. Pero todos los alacranes son ponzoñosos, por eso siempre hay que tomar precauciones para que no ingresen en la casa y consultar inmediatamente ante cualquier picadura. 

“Los alacranes son de hábitos nocturnos. Buscan ambientes húmedos y oscuros. Durante el día se pueden ocultar debajo de piedras y troncos y también en cuevas que ellos escarban. Los zapatos, los trapos de piso, las grietas en las paredes o pisos y sitios donde se acumula leña o escombros son algunos de los espacios en los que pueden encontrarse”, explicó Laura López, responsable del programa de Zoonosis del área de Epidemiología. Las principales medidas de prevención son: no caminar descalzo; sacudir la ropa y los zapatos antes de vestirse y la ropa de cama antes de acostarse; separar las camas de la pared; y tener precaución al revisar cajones.

Te puede interesar