LA NUEVA LEY DE BOSQUES VA A SER POR CONSENSO

Locales 04/02/2017 Por
Lo admitió el Gobernador Schiaretti. Será obligatorio forestar un 5% del total de la superficie de los campos.
Desmontes-en-Salta_0

Mientras en las inmediaciones de la Unicameral se sucedían las protestas y una asamblea de organizaciones ambientalistas, universitarias y de ciudadanos autoconvocados, en la que se reclamó la participación en el debate sobre la nueva Ley de Bosques, el gobernador Juan Schiaretti aseguró ayer que se propuso “avanzar sobre un nuevo equilibrio de poder en la provincia, con una Legislatura abierta al diálogo y buscando el consenso”. “Por eso, el bloque oficialista, teniendo los votos necesarios para impulsar una nueva Ley de Ordenamiento Territorial, sabiendo que no afecta a la actual gestión de Gobierno, sino a los próximos 20 años de Córdoba y a las futuras generaciones, decidió que si no hay consenso, no hay ley”, señaló el Gobernador durante su discurso inaugural.

Asimismo, el titular del Ejecutivo hizo hincapié en que “ese es el camino, y no otro”. “El consenso debe lograrse donde está la legitimidad social, que sólo la otorga el voto popular en la Legislatura”, indicó. En otro tramo de su alocución en el recinto, Schiaretti consideró que “todo lo que hacemos, lo que transformamos, lo debemos hacer con una fuerte conciencia ambiental. El ser humano no puede ser concebido independientemente del medio ambiente”. Al respecto, sostuvo que “no podemos seguir destruyendo los recursos vitales que brinda la tierra, porque sólo obtendremos verdaderas catástrofes sociales en las próximas décadas. Tenemos que entender que los recursos vitales para el hombre y sus descendientes derivan de la naturaleza y no sólo de su poder de transformación de la realidad”.

Por tales motivos, anunció que la Provincia promoverá la aprobación de una ley para “incluir la obligatoriedad de tener forestado hasta un 5 por ciento de la superficie de los campos. Como así también la introducción de la buenas prácticas en el manejo del suelo en las explotaciones agropecuarias para evitar que siga subiendo la napa freática, que en los últimos 30 años pasó de 10 a 1 metro de profundidad, debido a una incorrecta utilización de los suelos y que es clave revertir para evitar las inundaciones en los campos y localidades de la provincia”. Posteriormente, Schiaretti hizo una mención especial al “trabajo que se viene desarrollando entre el gobierno provincial, a través del Iplam, y 11 municipalidades y comunas junto a instituciones académicas, profesionales y organizaciones sociales para concebir el Plan Director de Sierras Chicas, que debe transformarse en ley. El programa contempla que 60.000 hectáreas de las 85.000 que componen el corredor serán intocables como bosque nativo”.

 Organizaciones sociales, ambientalistas, campesinos, vecinos y representantes universitarios se reunieron en la víspera, como lo vienen haciendo en los últimos meses, para continuar con su pedido de participación activa en el tratamiento del proyecto de ley de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos. Tras concretar una ruidosa protesta en las afueras del edificio del Poder Legislativo, donde fueron celosamente custodiados por efectivos policiales y un extenso vallado, se trasladaron hasta la Plazoleta del Fundador, donde llevaron a cabo una asamblea en la que los activistas explicaron que “venimos de todas partes de la provincia, somos los nadie, los sin nombre y somos también los todos, con nombre y apellido. Somos los que no tenemos bandera política partidaria, somos los que quieren un mundo mejor”. En la ocasión, Martín García, miembro de la Coordinadora en Defensa del Bosque Nativo y representante de Compartiendo Semillas de Villa Parque Síquiman, advirtió que las autoridades “están desconociendo una participación ciudadana establecida por las leyes que ellos mismos hacen”.