CUANDO TODO PARECE HABER TEMINADO

Espectaculo 15/04/2017 Por
...hay una nueva vida llena de sorpresas esperando  ser disfrutadas.
los-cinco-ejercicios-diarios-que-debes-hacer-si-quieres-llegar-bien-a-viejo

            Cuando algo termina hay otra opción a tener en cuenta, solo la mente trata de permanecer en lo que ya no existe, en prolongar algo que ya acabó. Es de inteligentes buscar  propuestas hasta encontrar estas nuevas posibilidades y es de sabios adaptarse a ellas disfrutando y enriquecerlas con las experiencias vividas.

            No  se  trata de abandonar lo anterior lo anteriormente vivido y aprendido sino por el contrario, dar paso a lo nuevo, ensayar otras hábitos otras costumbres y vivenciar otros conocimientos sin despojarse de lo incorporado ni olvidar gratos y placenteros momentos.

            Está en cada uno vivirlo todo sin perder nada.  Saliendo con cierta frecuencia de prejuicios. reglas y normas socialmente establecidas sin dañar ni dañarse es tan solo para quebrar las rutinas desgastadoras, estructuradas y esquemáticas. 

            Permanecer en el tiempo con actitudes intactas es lo más difícil de lograr, lo cotidiano sin adosar alguna novedad desgasta a todas las relaciones y por ende a todos los seres humanos.

             No es  posible permanecer todo el tiempo de la misma manera y realizar todos los días la misma rutina, del mismo modo tampoco es posible interactuar siempre con los mismos actores va en contra de la naturaleza.

             Nunca un cielo se pareció a otro y si se asemeja, las emociones lo hacen ver y percibir diferente.

            La naturaleza con sus cuatro estaciones  cambia el paisaje permanentemente y ser parte de esta naturaleza, implica cambiar de modo  permanentemente.

            Se puede hacer lo mismo hacia afuera, lo diferente lo que cambia  es la actitud, la disposición, el talento que se dispone, para realizar lo mismo de manera diferente. Aquí entra en juego la creatividad, la tarea es recrear cada día la vida para consigo mismo y con todos los otros.

            Hay momentos de la vida que son hitos para un nuevo desafío, son bisagras en el transitar de la existencia que se imponen más allá de quererlos o no de desearlos o no. Son inexorables,  o se zambulle en la nueva propuesta o se queda en un stand-bay, en un letargo de añoranzas, dramáticas,   melancólicas y quejumbrosas, que solo permitirán  arribar a una existencia de pesares, desconsuelos y cuitas que  llevan a vivir por años el duelo de su propia defunción. Porque en su ser ha muerto la esperanza, la ilusión los proyectos, los anhelos, desapareciendo las  expectativas, aparece un horizonte lúgubre y poblado de fantasmas del pasado haciendo un presente de soledad y abandono,  donde  cunde el resentimiento el odio el rencor emitiendo aversión y tornándose refractario hacia todo lo que  circunda a la vez que el entorno lo ignora primero para olvidarlo después.

            Vivir una vida en que el motivo sea solo  subsistir  durar, que la razón de la lucha sea sobrevivir,  es gastar lo mejor de manera inepta  y torpe.

            Por el contrario aventurar y tornar hacia lo desconocido a otros acontecimientos totalmente ignotos, que aparentan foráneos, exóticos y/o extraños condimentándolos con relaciones y episodios  de antaño ya conocidos, sabidos y hasta re-manidos permite mixturar el pasado confundirlo con el hoy, lo de antes con el ahora, lo de  entonces con el  presente   renovado, recreado y sobre todo vivificado ha de permitir experimentar nuevas sensaciones y arribar a emociones antes  vedadas y hoy permitidas.

            Pucha que es bueno vivir en la buena y sana locura, que conceden estos años, donde no se daña ni perjudica a nada ni nadie, es solo probar a pequeños sorbos  las concesiones que da la vida,  y en cada sorbo sentir el deleite  del néctar de la propia existencia.

Hasta la próxima

Mgter Estela Guadalupe Moro

E-mail [email protected]

Te puede interesar