Emoción y tristeza en el velorio de Eduardo Romero

Villa Allende 14/02/2022 Por Lucía Argüello
14/02/2022 – Decenas de personas se congregaron en la Casa de la Cultura para despedir los restos del golfista e intendente Eduardo “el Gato” Romero. A sus 67 años, el hijo de Villa Allende fue recordado con cariño por múltiples figuras de la política y la comunidad.

WhatsApp Image 2022-02-14 at 11.38.26

La noche del domingo 13 de febrero trajo la triste noticia del fallecimiento de Eduardo Romero, el Gato, intendente de la localidad en uso de licencia y golfista de gran trayectoria internacional. El deceso se produjo a las 21:17 a causa de un cáncer contra el que venía luchando hacía tiempo.

Nacido y criado en Villa Allende, sus restos fueron velados desde las 8:00 de la mañana en la Casa de la Cultura de la ciudad, para finalmente ser trasladado al mediodía al Cementerio Parque Catedral, ubicado sobre la ruta E-53. Previamente, el cortejo fúnebre pasó por el frente de la casa de Romero y el Córdoba Golf Club, donde dio sus primeros pasos en el deporte que marcó su vida.

Durante la mañana, Anexados dialogó con distintas figuras que se hicieron presentes en el lugar para despedir al Gato, recordado con cariño por su calidez humana, su humildad y su cercanía con la comunidad de Villa Allende.

 romero

“Se va un amigo que me metió en esto, me potenció y me hizo crecer como persona. Hace unos días lo fui a visitar. Me dio un beso en la cabeza y me pidió que cuide la municipalidad y que cuide a los empleados. Eso era el Gato, un amigazo, un gran padre, vecino y profesional. El hombre que estuvo 19 del mundo y seguía caminando por la Villa, llamando por sus apodos a todos los vecinos que se cruzaba” – Nicolás García, secretario de Gobierno de Villa Allende.

Escuchá la entrevista completa a Nicolás García

“Es el día más triste para Villa Allende. Pienso que hoy el Gato es inmortal, seguirá presente en nuestros recuerdos y vamos a honrarlo. Se nos va, pero deja un legado grande en la historia de nuestra Villa. Fue un deportista excepcional y una persona increíble, amable y humilde, que en su grandeza nunca se creyó nada” – Teresa Riu-Cazaux de Vélez, intendenta de Villa Allende.

“Me toca estar aquí representando al PRO de todo el país. Siento, al igual que todos, una enorme tristeza, pero también quiero recordar a Eduardo como un hombre íntegro que dio todo. Nos representó en el mundo entero y luego representó al pueblo de Villa Allende con una gran autenticidad y fortaleza” - Patricia Bullrich, ex ministra de Seguridad de la Nación.

“Vine a despedir a un gran amigo, un tipo de primera, sencillo, el que contaba cuentos en los asados. Se fue uno del grupo, de los que nos juntábamos todas las semanas. Es una pérdida importante no solo para la política, sino para lo sociedad. Para mí fue un hermano, así lo siento” - Carlos Presas, legislador provincial.

“Al Gato lo conocí desde muy chico como vecino. Fue una alegría cuando se sumó al espacio político. Hasta último momento mantuvo su vocación en pie, siempre quiso devolverle a la Villa todo lo que le había dado. Desde la humildad hizo un montón de cosas. Se va el hijo más grande de Villa Allende” – Mariano Villa, concejal.

“Vine a despedir a un amigo y vecino muy querido. Siempre tuvimos una relación excelente, hasta viajamos juntos. Tenía un humor tan sano y siempre tan solidario. Amaba Villa Allende y sin duda ha dejado su impronta en esta ciudad” – Máximo Martínez, ex intendente de Villa Allende.

“Lo que más destaco de él es que nunca perdió su humildad. Una persona que nos representó a nivel mundial, parando en los mejores hoteles, volvía y compartía un asado con los caddies o se iba a comer puchero los lunes en lo de Don Seculini. Son los legados que nos deja como persona. El Gato va a seguir estando presente siempre” – Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza.

“Desde chiquita lo seguía al Gato en los torneos, siempre tan buena persona, humilde, un ejemplo de valores y honestidad. Hasta último momento estuvo al frente de la gestión del hospital. Va a ser su legado, cuando lo veamos, nos vamos a acordar de él” - Paula Machmar, concejal.

“A Eduardo lo conozco desde que le decían Eduardito. Era una persona extraordinaria, siempre lo fue, cuando no tenía un mango y cuando ya era exitoso. Terminaba el torneo y se iba primero a la casilla de caddies, después arriba. Realmente un tipo increíble, no había nadie que no fuera su amigo” - Gustavo Tobi, periodista.

“Más allá de ser intendente, era un hijo de la ciudad, que llevó nuestro nombre a todos lados. Un hombre muy sencillo y ameno, siempre perfil bajo, te lo encontrabas en cualquier lado” - Juan Cruz Vázquez, concejal.

“Tuve la suerte de caminar a su lado mucho tiempo, de viajar por el mundo con él. Se nos ha ido un muy buen tipo, un muchacho simple, humilde, un gran contador de chistes. Así como lo veían acá, en cualquier lugar del mundo era igual. 

Una vez estábamos en Marbella en un yate y le dije que extrañaba a mi hijo y mi mujer. ‘¿Por qué te crees que vuelvo yo?’, me dijo, ‘Esto es bárbaro, pero yo necesito caminar por mi barrio, el Cóndor’. El Eduardo que iba al Cordiez era el mismo que recorría los torneos más famosos, yo fui testigo de eso” - Corcho Miranda, periodista, fotógrafo y vecino de Villa Allende. 

“Desde que asumió siempre estuvo a disposición del club y nosotros para él. Nos ayudó bastante, compartíamos un vínculo institucional, pero sobre todo una amistad. El Gato era amigo de todos” – Pablo Salas, presidente del Club Quilmes.

Te puede interesar