Niegan la posibilidad de negociar el desalojo de Agustina Tolosa

La familia que reclama los terrenos en los que vive la campesina se rehusó a la mesa de diálogo y no manifiesta intenciones conciliatorias.
720

La familia Cardozo, que demanda a Agustina Tolosa y pide que desaloje el campo en el que vive hace casi dos décadas, denegó la posibilidad de una mesa de diálogo entre las partes. La abogada de la mujer, Sofía Poggione, aseguró que desde la parte denunciante "No tienen intención de negociar".

Recordemos que Agustina Tolosa, campesina de 70 años, fue notificada con una orden de desalojo para el 6 de julio luego de que los presuntos herederos de las tierras que habitaba y trabajaba las reclamasen. Ella había construido su casa allí luego de que el ex Intendente Facundo Torres se las concediera. Agustina vendió la propiedad en la que vivía antes de mudarse a estos terrenos y en caso de ser desalojada, no solo perdería la vivienda que levantó con sus propias manos, sino también su fuente de trabajo y alimento.  El 5 de julio, la justicia notificó que el desalojo sería prorrogado hasta el 6 de agosto con el fin de lograr el diálogo entre las partes. 

El martes pasado tuvo lugar en los campos en disputa la 2° asamblea organizada por Agustina, sus allegados y allegadas y diferentes agrupaciones que apoyan la causa. Allí la abogada defensora de Tolosa, explicó que las novedades "no son buenas ni esperanzadoras. La mesa de dialogo no se pudo dar pese a la participación y voluntad del intendente de Salsipuedes." La asesora legal informó que habrá una audiencia previa al desalojo, pero carecen de fe en lograr soluciones durante esa instancia. La estrategia de la abogada será apelar a la resolución.

Por otra parte, desde los colectivos avocados a la causa están generando otras acciones para evitar el desalojo: un acampe, un corte de ruta y la elevación de un proyecto que regule estos casos de desalojo de campesinos y campesinas de la zona. 

Agustina, por su parte, explicó a Nexo FM: "Tenía ganas de abandonar todo pero ahora estoy bien, quiero seguir adelante, defender estas tierras (...) yo me merezco más de lo que tengo". La mujer de 80 años afirmó estar motivada por el apoyo colectivo que está recibiendo y se mostró convencida de que la tierra "es para quien la trabaja, la cuida y la lucha"

Te puede interesar